AUDITORÍA CONTABLE

El objetivo principal de una Auditoría es obtener y evaluar de manera objetiva las evidencias relacionadas con informes sobre actividades económicas y otros acontecimientos relacionados así como la emisión de un diagnóstico sobre fraudes y errores, que permita tomar decisiones sobre el mismo.

La auditoría contable es el análisis crítico y sistemático que practica una persona o grupo de personas neutrales del sistema auditado. No obstante hay muchos clases de auditoría, la auditoría contable normalmente se denomina a la auditoría externa de estados financieros que es una auditoría operada por un profesional experto en libros de contabilidad y registros contables para verificar la razonabilidad de la información comprendida en ellos y sobre si cumple o no las normas contables.

Las auditorías contables pueden realizarse sobre cualquier tipo de actividad. Nacen de la necesidad de las empresas de verificar su información económica y son realizadas por parte de un profesional auditor o empresa independiente a la empresa que se audita. En las empresas de gran tamaño es común la existencia de un departamento de auditoría interna, sin embargo en ocasiones, ya sea porque existe una disputa legal entre socios o porque se quiere evaluar el trabajo de los auditores, es imprescindible que lo haga un auditor independiente.

Entre las actividades que realizamos, tenemos:

  • Auditoría de Estados Financieros.
  • Evaluación de Control Interno.
  • Auditoría Financiera.
  • Auditoría Tributaria.
  • Inventarios Físicos y determinación de faltantes y sobrantes. Regularización.
  • Trabajos específicos de revisión de áreas y/o procesos con acuerdos especiales de Auditoria.
  • Diagnostico Empresarial y esquematización de procesos.
  • Estudio de zonas neurálgicas como Ventas, Cuentas por Cobrar, Caja, Tesorería, logística Etc.
  • Análisis previo a una auditoria Tributaria por SUNAT.
  • Análisis Empresariales mediantes indicadores financieros y comparación con empresas del mismo rubro.



FROMER AUDITORES tu aliado estratégico

Puedes ir por cualquiera de los cuatro puntos cardinales, pero sólo un líder te lleva por la mejor dirección para el crecimiento de tu negocio.